46. LA PRISIÓN Y LA PRESIÓN

No te irrites con las situaciones. Comprende que el verdadero problema es tu forma equivocada de reaccionar. (Buda)

Decía el profesor Candegabe, un eminente Homeópata argentino, que, a menudo, Prisión y “Presión” son vocablos muy cercanos y no casuales en el discurso de vida de muchas personas.  Cuando los agentes de afuera son hostiles y uno en su interior no se defiende por la razón que sea, uno se siente “presionado” y su naturaleza “animal” de defenderse de la ofensa, del dolor, de la humillación o de la calumnia, se siente “aprisionada” y se empieza a gestar una “olla a presión” que, más temprano que tarde, acabará por traducirse en una sensación de enfermedad.

“Presión sobre la mente, tarde o temprano, implica meter en “Prisión” al corazón.

A menudo podemos escuchar frases como “soy bastante tranquilo y frente a ciertas situaciones me contengo”, “practico Mindfulness o Yoga”,  “me evado en mi hobby y eso me hace contenerme mucho más aún” o “muy raramente estallo”.  

Lo normal, pienso yo, es que, cuando estamos presionados, podemos optar por una de estas tres situaciones:

1.- Huir y evitar la ofensa por “miedo a perder el control”, lo cual me indigna conmigo mismo y me obliga a autocontrolarme aún más, “no vaya a ser que” la próxima vez  “salte”. Esto hace que la cólera reprimida, ese temor a nuestra propia sombra, tarde o temprano, la tengamos que soltar con “Diarrea”, Hemorragia, Tos, Vómitos o sensación nauseosa buscando una salida digna a nuestro dolor acumulado.

2.- Quedarse y empaparse de dolor, sostenerse hasta rompernos. Dice M. L. von Franz, una discípula de CG Jung, que, cuando un individuo hace un intento para ver su sombra, se da cuenta (y a veces se avergüenza) de cualidades e impulsos que niega en sí mismo, pero que puede ver claramente en otras personas:  cosas tales como egoísmo, pereza mental y sensiblería, fantasías, cobardía, apetito desordenado de dinero u otras  posesiones. 

Todos los pecados veniales sobre los cuales podría haberse dicho aquello de “eso no importa, nadie se dará cuenta y, en todo caso, otras personas también lo hacen” y con el que acaba “comulgando”, no sin culpa y miedo en su zona íntima y personal, y todos estos pensamientos, como resultado, le hacen conducirse de forma Hipocondriaca por su salud.

3.- Devolverlo y luchar dialéctica o gestualmente hablando, lo cual es algo como “morir o matar” tal como ancestralmente hacíamos hace un millón de años cuando nos topábamos casualmente con uno o varios  tigres de los de aquella época. Sólo que ahora, el enemigo hostil, los tigres,  ya no son visibles y es difícil “sacar” las uñas ante un peligro potencial como una multa de hacienda, una denuncia de un paciente, una demanda por calumnias, la sospecha de una infidelidad, una enfermedad de un ser querido, o un “bultito” en algún lugar de nuestro cuerpo que se hace visible con una TAC o una RMN, o, simplemente, el consejo de un médico de tu confianza a tres o cuatro semanas vistas. ¿Dónde están los tigres?.

Por eso, cuando veo a Cristóbal Soria preguntar tan desaforadamente “¿Dónde están los tíos?”, me imagino que su inconsciente paleolítico está buscando algún que otro “tigre” que le hace hervir la sangre. Y si no, miren el video enterito. Les pongo en antecedentes: El hombre esta enfadado porque al Barcelona le metieron un “gol tonto” a pocos minutos antes de acabar un importante partido de la Champions League. Cristóbal, amigo, querrás decir ¿Dónde están los tigres? ¿No?

(¿Dónde están los tigres?)

Un comentario sobre “46. LA PRISIÓN Y LA PRESIÓN

  1. Prisión-Presión: tensión en las sienes, esto me produce la visión de las palabras. Igual que la definición de las reacciones, descritas, es incluso doloroso como todo lo que necesitamos para remover y renovar nuestra fibra. Mil gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s