39. ZONA WIFI ESPIRITUAL

“Que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí, a lo que él respondió: Si me vieras cuando sea quitado de ti, te sucederá así, mas si no, no sucederá (Reyes 2,2:9-10)

Seguimos erre que erre con el tema del desdoblamiento del Yo. Hasta ahora hemos dicho que cada persona posee su espíritu desdoblado en dos: uno arriba (interior), que es su referente potencial y otro abajo (exterior), que es su Yo “en el presente”. Esto no sólo es de Jean Pierre Garnier Malet, del cual hablábamos tres o cuatro entradas atrás, sino que también encontramos referencias en el Génesis como, por ejemplo, en Génesis 6,9 cuando dice: “.. estas son las crónicas de Noé. Noé”. Noé arriba y Noé abajo. 

Es decir, que esto es una constante en todos los humanos, sólo que, en función de su trabajo personal y de su estado de benevolencia más o menos constante, la distancia entre sus dos “yoes” estará menos parasitada por otros pensamientos y elementos de la nube tóxica. 

Decía Gurdjieff (algún día hablaremos de Gurdjieff…), que nuestro Yo inferior, el del presente,  se nutre de la comida que ingerimos, del aire que respiramos y de aquello que procesamos a través de nuestros sentidos (sentimientos, emociones y creencias provenientes de la TV y las redes sociales). Si cada una de estas cosas que nos nutren estuviese contaminada, no cabe duda que perderíamos nuestra salud y equilibrio por “intoxicación”. 

En este caso sería imposible, o al menos muy difícil desde nuestro plano, saber qué nos intoxica, pues, una vez pasa esto, nuestra mente está ya enturbiada, nuestras relaciones se hacen tóxicas, nuestro discurso también y así todo lo nuestro por extensión. Contagiamos todo lo que tocamos y no existe PCR que nos alerte de nuestro estado ¿O sí la hay? Efectivamente, nuestro humor. 

Un estado de mal humor al despertar cada mañana, sin empatía con nuestro entorno, nos hace sentir que estamos envenenados por algo de ayer o del pasado frente a algo o alguien, y esto es sin duda alguna una PCR metafísica.

Podemos imaginar ese estado de intoxicación como el estar en una especie de agujero negro, mientras que en el extremo exterior estaríamos en un estado de luz, con toda la información potencial, a modo de mapa, sobre nuestra ubicación en el Mundo físico, y desde donde se ven claramente todos los  futuros potenciales posibles para llevar a cabo nuestro objetivo en la vida, respetando el sentido de las leyes universales. Es decir, cómo realizar nuestra misión de la manera más  ecológica posible, impidiendo el perjuicio de otro ser humano y la existencia de riesgos colaterales. 

Un concepto más.  Cuenta la Biblia en el libro de Reyes que, en el momento de la partida del profeta Elías, su discípulo Eliseo, su más fiel y cercano discípulo, iba con él. En un momento determinado, el Maestro le sugiere que se mantenga a cierta distancia para poder prepararse, pero el lazo entre ambos era tan fuerte que  Eliseo no se separaba.

Al llegar al río Jordán, el Maestro le dijo al discípulo: pide qué puedo hacer por ti antes de que sea quitado de ti. Eliseo aprovechó el momento y pidió ser bendecido con una doble medida de la de su propio maestro. Elías, entonces,  se le le quedó mirando y le contestó:

… “Has pedido algo difícil. Sin embargo, si me vieras cuando sea quitado de ti, te sucederá así, mas si no, no sucederá”.

¿Qué quiere decir este texto ?

Pues, que en aquellas personas consideradas maestras, sus Yoes superiores están en Zona “wifi espiritual” con los yoes inferiores de sus discípulos. Es por ello, que hay personas que procuran no perder contacto con su maestro pues, ese contacto, le hace estar en zona wifi con el Yo superior de su maestro, y resetearse de posibles contaminaciones “inferiores”.

Y hay más: cuando el Maestro está por desfallecer o por fallecer, el Yo superior del maestro desciende y “abraza” al yo inferior del discípulo, recibiendo éste una iluminación extra que, en Metafísica, recibe el nombre de “doble porción”, con la cual le será posible aumentar en intención, concentración y potencialidad  su “software”, y con ello sus logros serán, quizás, superiores a los de su maestro, pero sin duda debido a él.


Ya lo último. Hemos dicho: “… cuando el Maestro está por desfallecer o por fallecer, el Yo superior del maestro desciende y “abraza” al yo inferior del discípulo

Fallecer no es igual que “perecer”, o “morir” o “desaparecer”. Fallecer se refiere, en metafísica, a una “caída” del potencial de la red wifi entre el Mundo que nutre y el Mundo que es nutrido. Por tanto, lo inferior se marchita por inanición al no ser retroalimentado. Se seca. Si la caída es temporal hablamos de un desfallecimiento, pero si es mantenida en el espacio-tiempo, se habla de  fallecimiento. 

Durante la vida de El profeta Elías, quedaron registrados ocho Milagros diferentes, mientras que Eliseo, por su parte, hizo dieciséis. Sin duda que el discípulo obtuvo la bendición para adquirir una doble porción.

3 comentarios sobre “39. ZONA WIFI ESPIRITUAL

  1. Buenos días, ya sabes que eres mi maestro. Me nutres con estos textos del blog y las citas en tu consulta. Como comida espiritual gracias a tus consejos y reflexiones. Que D. te bendiga.

    A mi hijo lo han separado del niño con problemas . Gracias a DIOS.

    Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

  2. Se me ocurre Dr. Salama que eres un intérprete-traductor de los dos mundos. De la Cábala y la vida ordinaria y del Arriba y Abajo. En realidad es como tú mejor y genuino idioma .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s