36. “E Pluribus Unum”

“Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios” (Mateo 22, 15-21)

Un amigo mío me dijo que le gustaba nuestro blog de la Hermandad, pero que apenas lo leía “porque hablaba de Dios”. Me quedé varios días dándole  vueltas en la cabeza a esa respuesta. Estaba claro que mi amigo ni es ateo, ni religioso y responde al standard de la mayoría de la gente en lo que respecta a conocimientos, cultura, creencias y gustos. 

No se trata tanto ya de ser creyente o no, o de ser espiritual o material. Tengo claro que ni los materialistas son unos “idólatras” ni los espirituales unos “santos”. Fue entonces cuando me fijé que Los Estados Unidos de América tienen escrito en su moneda dos textos: uno en inglés, su idioma nativo (In God we trust), y otra en latín (extrañamente pues los EU son anglosajones), que es la frase que sirve de título a nuestra entrada, “E Pluribus Unum”, que es traducida por la mayoría como “De muchos, uno”. 

Las preguntas que me surgen al respecto son dos:

  • ¿Cuál es la intención de la frase?
  • ¿Porqué está en latín y no en inglés?

Realmente, “De muchos, uno” denota toda una línea de pensamiento que ya habíamos planteado cuando defendíamos el valor de separar en la vida lo importante de lo accesorio. De muchos conceptos accesorios, lo importante es uno; de muchos dioses menores que cada cual tenemos, uno está un peldaño por encima del resto y, para que este pensamiento no se le olvide, el pueblo americano lo tiene escrito en lo más importante que poseen los EUA en su día a día: el Dólar. 

El hecho de que la frase figure en latín nos hace sospechar que esa filosofía de vida es heredada de los padres de Occidente (Roma, El imperio Romano). Ellos ya enunciaron que:

  • “De muchas provincias que llegó a tener el Imperio Romano, una, Roma, era la principal.
  • De muchos generales, uno, el César, era el líder.
  • De las muchas lenguas existentes, una, el latín, era la hegemónica.

Los EUA decidieron poner esta frase en latín como queriendo decir que, siendo ellos ahora el Occidente hegemónico de los tiempos modernos, ellos heredaban la filosofía de sus ancestros, pero le daban una vuelta de significado más: “De muchos valores, Uno se encuentra por encima del resto”. A usted, amable lector, le corresponde elegir cual:

  • ¿La libertad?
  • ¿La democracia? 
  • ¿Las opiniones?
  • ¿Otra cosa?

¿Cual?

En verdad que nunca sabremos a qué se referían los padres de la nación norteamericana con la frasecita. Lo que sí es cierto es que, años después, sustituyeron esta frase por la ya famosa de “In God we trust”, aunque finalmente coexistieron ambas, la frase en inglés y la frase latina, hasta hoy día. 

La frase en inglés denota que, pese a su poderío, ellos “confían en Dios”, aunque no sean un ejemplo de vida “espiritual”. Mientras que la frase en latin es la filosofía de su pensamiento: “De muchas cosas, quédate siempre con la más importante”. No abuses, no lo quieras todo. De todos los principios éticos y morales, hay uno que sobresale, y, de muchos “pecados” y errores, siempre hay uno que supone la línea roja que no hay que atravesar.

Moraleja: No hace falta ser “espiritual” para tener claros los conceptos de la vida que nos ha tocado vivir. 

También, ser “materialista” es una opción “Aceptable” si estamos a favor del libre albedrío. La Ética no es sinónimo de “espiritualidad”, ni tampoco la “moral”. Dentro del materialismo y del racionalismo cartesiano, es perfectamente compatible aplicar la doctrina “E pluribus unum” sin ningún tipo de problema. Y lo mismo ocurre con el mundo espiritual. Así que, menos “lobos” con algunos santones a los cuales “rascas” un poco y sale el briboncete de turno que rebaña para sus intereses (leer, si podéis, una entrada en Nosolounblog titulada “Sácame del paraíso”).

En ambos casos, la doctrina “E pluribus unum” nos dice que, tanto si la persona es predominantemente materialista como si es predominantemente espiritual, puede (y debe) discriminar entre los que es accesorio (y prescindible) y lo que lo es menos (más importante), y así, en los sucesivos niveles de exigencia que el guion de la película de nuestras vidas, nos vaya poniendo por delante ¿No crees?  

Vamos a escuchar una canción mientras meditamos la respuesta…

Un comentario sobre “36. “E Pluribus Unum”

  1. Mi padre era una persona muy religiosa, catolico apostólico romano,colaboraba con la parroquia de verdad , no se quedaba en la superficialidad del “decir”
    Me transmitió los valores de “sientete útil “ siéntete libre” “siéntete en paz “
    En una ocasión sentados con un atardecer por delante me dijo , hija yo creo en la recompensa divina , y a ti que te motiva para seguir tu línea ?para seguir lo que para ti es más importante que otras cosas ? Me quede pensando dándole una vuelta a la respuesta
    Puede que lo que consideramos más importante que otra cosa sea el propio camino a recorrer aceptando nuestras propias contradicciones
    Ese atardecer con mi padre sintiéndome a la vez tan cerca y tan lejos de sus creencias le conteste “ pues , porque si papá “

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s