29. LO OSCURO Y LO ENGAÑOSO

“El otro lado de cada historia” 

“Cuando entendamos que toda opinión es una visión cargada de historia personal, comprenderemos que todo juicio es una confesión”

No juzguéis para que no seáis juzgados.

Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá.

¿Y por qué miras la mota que está en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta de la viga que está en tu propio ojo?

Mateo 7:1-5

En un mundo polarizado como en el que vivimos, existe un amplio abanico de posibilidades entre la Mentira y la Verdad. La mentira está adscrita a la oscuridad y la verdad a la luz. La mentira se nutre de la ignorancia y la verdad del discernimiento. La “prima hermana” de la mentira es la ignorancia que, a su vez, sostiene el autoengaño. En una entrada anterior escribíamos acerca de los obstáculos o filtros que nos separan de la transcendencia:

  • 1.Lo oscuro, que es lo “primario”,
  • 2.Lo engañoso que es lo falso,
  • 3.Lo contaminado que es lo “no puro”,
  • 4.El dolor que nos hace claudicar,
  • 5.El obstáculo que te impide progresar,
  • 6.El corazón de piedra que te impide el arrepentimiento y
  • 7.La no conciencia que te impide conocer cuál es el Plan Maestro, del cual formas parte.

En paralelo a estos conceptos, la escalera ascendente hacia la luz de la verdad empezaría por la desfragmentación de la propia oscuridad. Es la fragmentación de la realidad la que nos confunde y produce lo engañoso, que es lo falso. Ahí habita la mentira producida por el apego a nuestras necesidades, miedos y deseos…Observamos el mundo como un conjunto de elementos sin conexión alguna entre ellos y ciertamente no interdependiente. La ignorancia sostenida por el apego a nuestro intelecto y raciocinio convierte una mentira repetida mil veces en una aparente verdad. Ese era el axioma de los Nazis. La ignorancia alimenta la mentira porque  cada dato que procesamos, en cierto modo, requiere la asistencia de otros datos con cierta sinergia “lógica”, necesitando engranar una pieza dentro de un gran mecanismo en el que, de alguna forma, todos estamos interconectados. Resultado: Cuanto más argumentos necesitemos para sostener o defender una verdad, menos verdad es.

Ponemos un ejemplo de la vida misma: corría Agosto de 2014 cuando en plena feria de Málaga saltaba la noticia de que  5 muchachos violaban a un chica en el recinto ferial. La carne estaba echada en el asador. Un tema candente para una sociedad polarizada, y para algunos temas más que para otros: hombre/mujer, negros/blancos, izquierda/derecha, villarriba/villabajo.

Cinco muchachos pertenecientes en su mayoría a la etnia gitana (lo cual contribuía, y mucho, a que la sociedad se pasara la presunción de inocencia por el mismísimo forro de sus caprichos) habían asaltado, robado y violado a la pobre chica que salía de trabajar de una caseta. Si hubiéramos estado en el antiguo Oeste, el linchamiento hubiera estado asegurado, nadie hubiera roto una lanza en favor de ellos. Los datos eran los datos, todos encajaban, unos tras otros, para defender la verdad de los hechos, como si la Verdad necesitara nuestra Defensa. Finalmente, la mentira dio paso a la verdad, la ignorancia al discernimiento y la Luz iluminó  la oscuridad, al menos por esta vez, y sin que sirva de precedente.  Pasen y vean el otro lado de la historia: 

Click aquí para ver lo que publicaba el periódico ABC sobre este caso.

Es fácil opinar, fácil decantarse, fácil enjuiciar y facilísimo no querer ir más allá. “Un cerebro que quiere ahorrar tiempo y que rellena con prejuicios lo que no entiende” es el mejor atajo para mantener apagada la antorcha de la luz. Bocas que hablan cuando tienen que callar y callan cuando tienen que hablar, es el mejor vallado para que la verdad no entre en el recinto ferial.  Y , de fondo, como  siempre… lo oscuro, lo primario, lo engañoso, lo falso, la mentira, la no conciencia.

Cuántas veces nos quedamos con la primera impresión  que quedó grabada en nuestra retina  y opinamos, lo cual no es más que expresar nuestra valoración, apreciación, manera de pensar y/o punto de vista acerca de un tema, persona o situación. Cuando dicha valoración se expresa adecuadamente, da opción a un dialogo, a un intercambio de opiniones y hasta a un respetable “reajuste de opinión”  que nos lleva a un posible reencuadre de la realidad. Pero cuando introducimos en la ecuación al primo de zumosol, “El Enjuiciamiento de nuestro YO” (El EGO),  lo que hacemos es emitir sentencia, opinión concluyente y no modificable, con consecuencias sobre mí realidad y la de los demás.

En el antiguo Israel, los sabios del famoso Sanedrín estipularon que si un reo era condenado a muerte por unanimidad “absoluta”, automáticamente, debía quedar en libertad; pues siempre debería quedar una duda razonable sobre lo obvio. Como decíamos antes: Cuantas más evidencias  tenga una verdad, menos verdad tiene que ser en nuestro mundo dual. Es por eso que se inventaron la figura del “Abogado del diablo”: alguien que vaya a contracorriente “logística” y nos introduzca la sombra de una duda que nos haga pensar. 

Un juez necesita años para hacer la carrera de derecho, después prepararse unas oposiciones, y finalmente enjuicia y sentencia. A nosotros, parece ser,  que  nos es más fácil… ¡y  declaramos culpable a ojo de buen cubero! Miramos y usamos varias varas de medir y varias pesas,  y a uno  le añadimos sólo  cuarto y mitad de culpa, porque está alineado con nuestras simpatías; y a este otro le añadimos  medio kg más porque no es de nuestro grupo; y a aquel otro, con el que tengo alguna que otra cuenta afectiva pendiente, le añado un Kilogramo del tirón… y nos quedamos con lo oscuro y lo engañoso de la envoltura de la realidad, alimentando nuestro pobre corazón de piedra,  impidiendo así entrar a la verdad y, por ende,  el discernimiento que avive nuestra Luz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s