10 . ADIVINA CON QUIEN CENO ESTA NOCHE

Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. (Corintios 13:2)

En 1988 la física demostró que el tiempo se desdobla 

La aplicación científica de esta teoría permite explicar, no sólo que el tiempo se desdobla, sino que el ser humano también lo hace siguiendo la pauta de casi todo el universo.

La teoría del desdoblamiento afirma que nuestro cuerpo es también energía que puede proyectarse hacia el futuro, observando información de esa realidad paralela que traslada a nuestra existencia presente.

Según el físico que lo descubrió, el Dr. Garnier, de cada instante que vivimos, una pequeñísima partícula es información mental que recibimos inconscientemente sobre nuestro futuro, de nuestro “otro yo”, formado de energía, cuánticamente hablando.

“Tenemos la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en nuestro cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles, siempre hay un instante imperceptible”, dice Garnier.

Y explica, más gráficamente:

De cada 25 imágenes por segundo que se proyecten en una pantalla, sólo vemos 24, porque la número 25 nos pasa desapercibida, aunque nuestro cerebro capta subliminalmente la información que aporta esa imagen no advertida. De manera parecida, nuestro “yo”, lo que somos realmente, se desdoblaría en cuerpo físico con existencia consciente en el presente, y energía (que también forma parte de cada uno de nosotros) encargada de viajes en el tiempo, buscando el mejor modo de preparar nuestro futuro.

Esa información, según Garnier Malet, se transmitiría al “yo” material, principalmente en las horas de sueño profundo. De ahí, la vital importancia que le da a la intuición, el pensamiento positivo y el instinto de supervivencia.

“Podríamos decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que nos permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y está perfectamente demostrada”, explica el científico.

Otra propiedad física, conocida como “onda-partícula”, desarrollada e investigada por el también físico francés Louis-Victor de Broglie y avalada por el propio Einstein, demuestra que también las partículas se desdoblan en corpúsculo y ondas de energía.

dualidad.png

Nuestros cuerpos, materia al fin, deberían seguir la misma ley, con propósitos definidos; aunque, por ahora, ignorados para el ser humano. La teoría del desdoblamiento de Garnier Malet da sentido a ese propósito.

De continuo y dependiendo de las circunstancias, la mente nos presenta elucubraciones de lo que nos puede pasar, o lo que deberíamos hacer, de cara al futuro personal. Solemos tender a creer más en el peor futuro que imaginamos, solemos temer toda clase de imprevistos desafortunados, o imaginar desenlaces negativos a circunstancias puntuales.

Esa tendencia hacia pensamientos negativos, dice Garnier Malet, propicia que nuestra energía “exploradora” del “Mejor futuro posible”  busque en los parámetros que le indica nuestra mente negativa, provocando realmente un futuro poco halagüeño. Sin embargo, si pensamos en positivo, prestando atención a nuestra intuición en la resolución de problemas, ese otro “yo” viajero nos traerá de la “otra dimensión” la mejor información posible para preparar un futuro simultáneo satisfactorio.

El pensamiento correcto debería ser lo más ecológico posible, sobre todo en las horas cercanas al sueño, momento en el que se establece el mayor intercambio de información entre nuestros “yoes” desdoblados.

“El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado entender que el hombre vive en un TIEMPO REAL  del aquí y del ahora, y en un TIEMPO CUÁNTICO imperceptible con varios estados potenciales, de entre los cuales memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real”

Según esta ley SOMOS A LA VEZ CUERPO Y ENERGÍA, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias. De día es muy difícil controlar el pensamiento, pero justo antes de quedarnos dormidos tenemos un minuto, y basta con que durante ese minuto lo controlemos. Esa es la manera de conectar con la parte energética, llamémosla el doble, para pedirle que solucione los problemas”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s